La historia detrás de los premios internacionales que celebró la Alcaldía de Medellín

El gobierno local omitió informar que su participación fue pagada y tampoco aclaró de dónde salieron los recursos para financiar la inscripción y el viaje del secretario de Gobierno a Estados Unidos para recibirlos. 


“Los Oscar de la política”. Así fueron presentados por la Alcaldía de Medellín los tres premios que el 17 de noviembre obtuvo en los Napolitan Victory Awards 2021, que reconocieron a #TodoVaAEstarBien como Campaña de manejo de crisis del año y a Medellín me cuida como Tecnología del año aplicada a la política, a pesar de los escándalos por manejo de datos personales en los que se vio implicada. 

Uno de los reconocimientos más promocionados, y destacados por el noticiero del canal público Telemedellín, fue el Youth Leadership Award, un premio a líderes menores de 30 años, que le fue entregado al secretario de gobierno Esteban Restrepo, que viajó para recoger la estatuilla y declaró en sus redes sociales: “He tenido la fortuna de ser premiado el día de hoy en unos premios de líderes globales. Fuimos nominados varios en América Latina, cinco en Colombia”.

Esteban Restrepo, secretario de Gobierno de Medellín, en Washington con su premio Young Leadership Award.

En su página web, los premios informan que son entregados por la Washington Academy of Political Arts & Sciences (Academia de Artes y Ciencias Políticas de Washington, Wapas) una «sociedad honoraria» que dice reconocer la excelencia en los campos de la comunicación y la consultoría política. Pero no hay registros de ninguna asociación o sociedad con ese nombre en el Departamento del Consumidor y Asuntos Regulatorios (DCRA) del Distrito de Columbia (al que pertenece Washington).

Donde sí aparece es en la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos. Allí la Academia figura como una marca registrada —misma calidad que el logo de Coca-Cola o la cabeza con las orejas de Mickey Mouse— compuesta por un logo con la silueta de una mujer.

Según el registro, la marca Washington Academy of Political Arts & Sciences se usa para servicios de asociación, promoción de los intereses en los campos de las artes y las ciencias políticas, pero también para «la venta de bienes y servicios de terceros mediante concursos, premios e incentivos”. 

El dueño de la marca es MPR Group LLC, una empresa que en su portal web ofrece tres tipos de membresías anuales para personas u organizaciones, con precios que van desde 149 hasta 399 dólares (entre $ 588.000 y $ 1,5 millones al cambio del 18 de noviembre). El primer beneficio de esas membresías es ser nominado a los Napolitan. 

Costos anuales de la membresía a MPR Group que dan derechos a ser postulado a los premios Napolitan y ser incluidos en la revista Compol.

¿Pagar para ganar?


El Armadillo consultó a dos personas que ganaron estos premios en el pasado y que accedieron a explicar el funcionamiento de los mismos con la condición de mantener su nombre en el anonimato. Una de ellas, incluso, fue jurado en ediciones anteriores. 

Ambas fuentes coinciden en que cualquier persona o empresa puede postularse y que para hacerlo debe pagar. Incluso, para asistir a la ceremonia debe comprar una entrada, pues se trata de una cena en la que se paga por mesa o silla, con costos que arrancan en 100 dólares. 

“Cuando tú te inscribes te cobran un monto específico y te piden que subas comprobables de que a lo que tú te estás postulando si es algo exitoso. Incluso, hasta hacen promociones de inscripción, pero eso no significa que vayas a ganar. El comprobable puede ser un video, una carta o una fotografía. Y hay un jurado que termina calificando y decide si pasas a los nominados finales o ganas”, explicó una de las fuentes. 

La otra, que hizo parte del jurado (labor que no es remunerada), comentó que todo el proceso de evaluación es virtual, que no tiene claro cuántas personas integran ese jurado y que les dan más de cuatro meses para revisar las propuestas y elegir a los nominados y ganadores. 

“Cada jurado escoge en qué área va a ser juez, te dejan estar en cuatro (categorías) y te dicen que escojas bien. Luego firmas un documento donde dices que estás calificando de acuerdo a lo correcto (…) Luego descargas, lees todo y pones tu evaluación en la página a la que solo el jurado tiene acceso”, agregó y aclaró que en su caso la evaluación consistió en revisar cada experiencia documentada y compararla con búsquedas en Google.

Ambas fuentes dijeron en que la forma en que se evalúa y la conformación del jurado no se conocen en ningún momento y que, hasta donde saben, no hay un filtro previo de legalidad de la documentación. Aún así eligieron presentarse porque consideran que los premios “sirven para considerarse especialista. Si eres político te dan estatus y si eres consultor es lo mismo, ganas estatus de que no improvisas”. 

Respecto al apelativo de “premio Oscar de la Política”, uno de los consultados señaló que es una calificación que utilizan otros premios como los Reed Latino, organizados por la revista C&E Campaigns & Elections México, que funcionan de una manera similar: la gente paga para postularse y usa el premio para ganar estatus. 

C&E organiza los Reed Awards, otros «Oscar de la política».

El Armadillo le preguntó a la Alcaldía de Medellín quién costeó los gastos de inscripción a los premios, así como el viaje de Restrepo a recoger la estatuilla, pero aún no ha obtenido respuesta. 

Sin embargo los videos que el secretario de Gobierno compartió en sus redes sociales muestran que un día después de la premiación seguía una agenda oficial que incluyó reuniones con el alcalde y concejales de South Miami “para buscar un hermanamiento de ciudades”, además de reuniones con políticos de la Florida y empresarios paisas en esa región de Estados Unidos.  

Cuestionamientos al proceso y los ganadores


La transparencia de la evaluación en los premios Napolitan, que son entregados mayoritariamente a políticos y estrategas latinoamericanos, fue cuestionada en 2019, cuando el colombiano Andrés Steven Gutiérrez Serna ganó el premio Youth Leadership Award (el mismo del secretario Restrepo) por su supuesta labor como agregado para América Latina del Grupo Principal de las Naciones Unidas para la Infancia y la Juventud. Poco después la misma ONU salió a aclarar que Gutiérrez no tenía ninguna relación con ellos.

Tras conocerse el hecho, los premios Napolitan emitieron un comunicado en el que informaron que, tras el anuncio de la ONU, disponían “de una prueba suficiente para reflexionar en que su postulación, fue basada en documentos y pruebas falsas (…) Para la Academia esta situación es lamentable porque se engañó a nuestros representantes con datos falsos en una postulación, información que aparecía legal en la documentación presentada y que ahora, a la luz de estas noticias, se confirma que no fue veraz” [SIC]. 

A pesar del escándalo no explicaron cómo o por qué el falso funcionario fue elegido. Lo que si hicieron fue publicar un código de ética adaptado de la Asociación Americana de Consultores Políticos (AAPC) y unas reglas en las que no se explica qué criterios deben cumplir los ganadores.

La lista de premiados en los Napolitan incluye a figuras polémicas como el asesor político JJ Rendón, que fue premiado dos veces: la primera, como estratega del año en 2012 y la segunda, como mejor campaña política, con Santos Presidente en 2014. El trabajo de Rendón ha sido cuestionado: de la campaña de Santos salió cuando se supo que había mediado para buscar beneficios a narcotraficantes, y a la del venezolano Juan Guaidó terminó renunciando tras reconocer que le pagó a una empresa que hizo incursiones armadas en Venezuela. 

La campaña presidencial de Nayib Bukele, el manejo de crisis de la campaña Hollman Morris Alcalde (ante las acusaciones de violencia intrafamiliar), el exsenador Mauricio Lizcano (mencionado en el Cartel de la Toga y en escándalos de tierras) y hasta la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, cuestionada por los negocios que empresas de su familia tuvieron con el narco “Memo Fantasma”, también están entre las ganadoras en versiones anteriores de los Napolitan Awards. 

Otra ganadora fue Vanessa Aguilar, lideresa afro del partido Liberal, que fue nombrada “embajadora” en Colombia por Guy Djoken, el falso directivo de la Unesco que estuvo en Medellín en mayo de 2021. Ella recibió el premio de Mujer destacada y este año fue designada también como “embajadora” de esos premios en el país. E incluso Carlos Andrés Pérez Múnera, hoy contratista de la alcaldía de Medellín, fue galardonado dos veces (2012 y 2017) en la categoría de Libro político del año.

Lea también: El (falso) directivo de la Unesco que les puso agenda a políticos y empresarios en Antioquia

Lo que se sabe de la empresa


MPR Group LLC sí está registrada en el DCRA, con domicilio en un apartamento ubicado a seis kilómetros del Capitolio y a nueve kilómetros de la Casa Blanca, en Fort Dupont/Benning, una zona considerada “insegura y alejada” por un agente inmobiliario de Washington que fue consultado por El Armadillo. 

Claudia Marín, contadora residenciada en Estados Unidos, comentó que es usual que se creen LLC (compañías de responsabilidad limitada que pueden ser anónimas, colectivas o de un solo accionista) para adquirir propiedades, con el fin de que no queden a nombre de una persona en particular. Pero El Armadillo encontró que a nombre de la empresa no hay ninguna propiedad, y que la dirección mencionada no está en los registros públicos, lo que a juicio del agente inmobiliario consultado, indica que no ha pagado impuestos o, en un caso poco probable, que está exenta de hacerlo. 

MPR Group informa en su página oficial de Facebook que fue fundado el 15 de mayo de 2010 (aunque en los registros oficiales aparece desde 2013) para impulsar proyectos educativos sobre marketing y comunicación política. En su web se publicita una revista, llamada Compol, que este año llegó a su número cinco pero que no tiene número serial de publicación (ISSN). 

Esa misma revista, en su edición de 2017, destacó entre «Los cien profesionales político más influyentes del año» [SIC] a Andrés Fernández Sánchez, por su trabajo como «fundador del movimiento Jóvenes por el sí, creado para respaldar los acuerdos de paz». Fernández ha tenido varios roles como contratista de la Alcaldía de Medellín durante la administración de Daniel Quintero.  

Hoja de vida de Andrés Fernández, que ha sido contratista de la Alcaldía, en la red social Linkedin con mención al premio de Compol.

En la oficina de patentes, MPR Group tiene otra marca registrada. Se trata de Bipontino, una plataforma virtual en la que se publican conferencias, charlas o clases sobre comunicación y estrategia política. Tampoco hay empresas con ese nombre registradas en Estados Unidos. 

La cabeza del grupo es, según el registro público, Daniel Márquez Ríos, un boliviano que en 2011 ganó un premio llamado Rising Stars. En la publicación oficial del galardón se señala que dirige Marketing Político en la Red, “un blog en español para consultores políticos y estudiantes de Latinoamérica y España”. En 2016, por lo menos en Facebook, ese blog pasó a llamarse MPR Group. 

Los cambios en el nombre de MPR Group en Facebook. Hasta antes de 2016 se llamaban Marketing Político en la Red.

Vía Whatsapp intentamos hablar con MPR Group para entender cómo funciona el sistema de premiación y a qué destinan los dineros de la inscripción —dado que el premio no entrega incentivos económicos sino una estatuilla de vidrio—, pero la única respuesta que dieron fue que cuentan con un jurado que revisa cada postulación y los califica: “aquellos que reciban las más altas calificaciones del total de todos los votos del jurado son los que resultan nominados y/o ganadores dependiendo de la categoría en la que participaron. Le invito a que visite la página oficial de los premios donde encontrará toda la información que le interesa sobre los premios, el jurado, así como la lista de los nominados de esta versión y de años anteriores”. 

También por ese medio contactamos a Daniel Márquez para preguntarle sobre las particularidades del premio Youth Leadership Award que ganó Restrepo. Nos preguntó quién era el secretario de Gobierno y, cuando se lo aclaramos con su nombre completo, nos preguntó si sabíamos si asistiría a la ceremonia, pues no habían recibido su confirmación y nos pidió hablar después de la entrega de los galardones, pero no volvió a responder a los mensajes. 

El Armadillo
Para contactarlos: Info@elarmadillo.co

Artículos relacionados

spot_img

Últimas Publicaciones