Los congresistas de Quintero tuvieron las campañas más costosas de la bancada antioqueña

Los reportes de gastos del senador Álex Flórez y el representante a la Cámara Alejandro Toro fueron más altos que los de sus compañeros de lista cerrada. Una de las donaciones proviene de una empresa que no ha facturado un solo peso desde que se creó. Esta es la primera entrega de #LaBancadaAntioqueña


El reporte de ingresos y gastos que cada campaña electoral le hace a Cuentas Claras, el aplicativo oficial del Consejo Nacional Electoral, da cuenta de que, entre la bancada antioqueña, las dos campañas con mayor cantidad de gastos reportados son las del senador Álex Flórez y el representante Alejandro Toro. Ambos llegaron por las listas cerradas del Pacto Histórico y, entre los candidatos de esa colectividad, son las dos personas más cercanas al alcalde de Medellín, Daniel Quintero. 

El Armadillo analizó los informes disponibles en el aplicativo el pasado 5 de julio, 53 días después de vencido el plazo máximo para la presentación de informes financieros. Esta es la primera entrega de la serie #LaBancadaAntioqueña en la que contaremos los hallazgos más significativos que encontramos en la revisión de esos registros. 

Los 16 senadores que nacieron o hicieron su carrera política en Antioquia y los 20 representantes a la Cámara por el departamento (incluyendo a dos que ocupan curules de paz) se gastaron en conjunto $16.096 millones, de los cuales 46,6 % (poco más de $7.506 millones) correspondieron a donaciones en especie y dinero realizadas por particulares. 

La millonaria donación de una empresa sin plata


Entre los 20 representantes a la Cámara por Antioquia, el que más dinero gastó fue Alejandro Toro Ramírez, del Pacto Histórico con $757,5 millones. Toro negó ser una ficha de Daniel Quintero, aunque trabajó en su administración: en 2020 tuvo un contrato por $8,2 millones con la Secretaría de Participación Ciudadana que para entonces lideraba Juan Pablo Ramírez, quien además dice en redes sociales que Toro es su “mentor”. 

Contrato del hoy representante Alejandro Toro con la Alcaldía de Medellín.

Hasta 2020, Toro fue el representante legal de una organización llamada Avanti Centro de Formación, que entre 2008 y 2016 se llamó Fundación para una nueva vida. Esa es la misma fundación que le certificó dos experiencias laborales al exsecretario Ramírez y una a Esteban Restrepo, exsecretario de Gobierno, vocero del movimiento Independientes y gerente de la campaña de Gustavo Petro en Antioquia, Chocó y el Eje Cafetero. 

La mayoría de los ingresos de la campaña de Toro (79% de las donaciones) provienen de un crédito por $600 millones con la empresa Brands Ad Business S.A.S, una firma de publicidad de Cali que, de acuerdo con los registros empresariales, tiene un patrimonio de $1 millón, y no ha generado ingresos (ni gastos) desde su constitución en 2019. 

Los registros mercantiles de Brand Ads S.A.S muestran que desde su constitución en 2019 no ha reportado un solo peso de ingresos.

La empresa es propiedad de Henry de Jesús Saldarriaga Pareja, quien también es dueño de Agencia Brands 360 S.A.S, registrada en Cali, pero con mejores resultados: $335 millones de patrimonio y $495 millones en activos.

El representante Toro le dijo a El Armadillo dijo que no conocía la empresa y luego de hacer consultas con su contadora y la gerencia de la campaña, aclaró que se trató de un crédito que se hizo para la lista en general y nos pidió consultar detalles al gerente la misma en Antioquia, Luis Eduardo Llinás. 

A su turno, Llinás explicó que se trató de un crédito en especie para la lista; es decir, que la empresa no entregó dinero pero sí prestó servicios, incluso, por un valor más alto: «Yo conozco al representante legal desde hace mucho tiempo. Ellos nos hicieron una asesoría en pauta digital y redes por $850 millones, de los cuales les dimos $250 millones y el resto se tomó como crédito. La garantía era la reposición de votos». Y aclaró que el gasto se consignó en los registros de Toro porque él era quien encabezaba la lista.

Cabe anotar que, según los reportes de Facebook, la inversión en publicidad en las cuentas de los tres primeros candidatos de la lista del Pacto en Antioquia no sumaron más de $4 millones. Las demás redes sociales y Google no hacen públicos esos reportes.

Respecto a la falta de ingresos y actividad mercantil de la empresa, Llinás dijo que desconocía la situación. «Nosotros sabíamos que ellos trabajaron con la JEP, que tuvieron un contrato con ellos. Y tú sabes que no todas las empresas prestan esos servicios. Entonces ellos tuvieron la amabilidad de jugársela por la campaña y nos acompañaron, y nos dieron una muy buena asesoría que yo digo que fue clave para sacar las tres curules», agregó. 

Finalmente, el gerente de Brand Ads Business, Henry Saldarriaga, aseguró que llegó a la campaña nacional del Pacto Histórico en diciembre de 2021 de la mano de Olmedo López, gerente logístico en Antioquia y que los $600 millones en cuestión corresponden al trabajo de estrategia digital y pauta en redes que hizo con su equipo, de aproximadamente 15 personas. “Y no solamente redes sociales, también hicimos otras actividades como logística, entrega de material, creación de caravanas, tomas de pueblos, mensajes implementados por regiones, etc”, dijo. 

El directivo sostuvo que lleva más de 15 años trabajando con empresas reconocidas del sector químico y cervecero, y que incluso fue el creador de la imagen de la Sociedad Portuaria de Buenaventura. Y aclaró que en 2018 atravesó una crisis que lo llevó a una transformación administrativa de Agencia Brands 360, de la que nació Brands Ad Business, la empresa que, según él, manejó la estrategia digital del Pacto Histórico.

Al preguntarle por qué si han tenido tantos proyectos, la facturación de la empresa aparece en ceros, Saldarriaga dijo que «eso no es cierto». Ante la insistencia de El Armadillo y la referencia a los registros oficiales de la Cámara de Comercio de Cali, donde está registrada la empresa, agregó: «No voy a discutir esos temas contigo ni con nadie. Lo que necesites en cuanto a la experiencia y trabajo con mucho gusto, pero ya temas más personales y financieros de la empresa, no. No me parece». 

La campaña de Toro también recibió dos donaciones en efectivo: una de $10,8 millones provenientes del gerente, Luis Eduardo Llinás; y otra de $10 millones hecha por Juan Camilo Ortega Soto, representante legal de la fundación Medellín Imparable. 

Fuentes cercanas a Soto señalaron que es el propietario del portal Notiimparable, que publica información propagandística de la administración de Daniel Quintero. En el Registro Único Empresarial no existe ninguna empresa con el nombre del portal, y los datos de registro del mismo permanecen ocultos, Sin embargo la página de Facebook del medio tiene enlazada una línea de Whatsapp con un mensaje oficial de su Fundación:

El botón de chat de Whatsapp de Notiimparable en Facebook lleva a esta cuenta de Whatsapp.

Ortega también tuvo un contrato para prestar servicios de comunicaciones en la Secretaría de Participación, por $3,8 millones, en 2020.

Los gastos de la campaña de Toro contrastan con las de las otras dos representantes elegidas por el Pacto Histórico en Antioquia: Luz María Múnera, que gastó $73,8 millones y Susana Gómez Castaño, con $81,4 millones. Ambas se ubican entre las campañas más baratas de la bancada antioqueña.

En #LaBancadaAntioqueña, la segunda campaña más costosa fue la del conservador Daniel Restrepo Carmona, con gastos reportados por $730 millones; seguida por la liberal María Eugenia Lopera, con $730,9 millones y Mauricio Parodi, de Colombia Justa Libres, con $638 millones. 

Le siguen, en orden, Julián Peinado, del Partido Liberal, con $622 millones; Óscar Darío Pérez, del CD con $538 millones y el conservador Luis Miguel López con $530 millones.

Las más baratas fueron las de Jhon Jairo González, quien ocupó una de las dos curules de paz ($21 millones) y Pedro Baracutao García, de Comunes ($42,5 millones). 

Desde móvil puede hacer zoom en la imagen

La danza de los millones en el Senado


El senador de la bancada antioqueña con la campaña más costosa, de acuerdo con los reportes de Cuentas Claras, fue Álex Flórez, exconcejal de Medellín, con gastos por $911,5 millones. Superó por $127,3 millones a la de Piedad Córdoba y por $85,2 millones a la de Isabel Zuleta, las otras dos senadoras antioqueñas elegidas por la lista cerrada del Pacto. 

Los conservadores Carlos Andrés Trujillo y Nicolás Albeiro Echeverry ocupan el segundo y tercer puesto en campañas más costosas, con gastos por $861 millones y $836 millones, respectivamente. El cuarto y quinto lugar lo ocupan Córdoba y Flórez. 

Las campañas más baratas, entre tanto, fueron la de Omar de Jesús Restrepo Correa, de Comunes ($2 millones); Oscar Mauricio Giraldo, del Partido Conservador ($142 millones); y Sor Berenice Bedoya, de la Alianza Verde ($304 millones).

Desde móvil puede hacer zoom en la imagen

Al revisar en detalle las cuentas de Flórez, se encuentra que el mayor aporte lo hizo la Sociedad Aérea de Ibagué S.A.S, con un crédito en especie por $60 millones. José Luis Osorio, quien lideró la campaña de Flórez, señaló que esos recursos no fueron gestionados por el candidato sino por la lista completa. 

Desde la campaña central en Bogotá confirmaron su versión y señalaron que correspondió a un crédito en especie; es decir, que la empresa no les entregó dinero sino tiquetes aéreos, con la promesa de que se pagarían con los dineros de la reposición de votos. Además, precisaron que los recursos no solo se usaron en las actividades de Flórez, sino que “se hizo una repartición prorrateada (repartida proporcionalmente) entre los 20 primeros de la lista”. 

Los demás aportes a Flórez, cuantificados en $103,5 millones, corresponden a donaciones en especie. Según el gerente Osorio, fueron aportes de personas naturales que trabajaron en logística, publicidad, manejo de redes sociales, entre otros. “El único dinero que se gestionó desde la campaña de Álex Flórez fueron $20 millones que él sacó de su bolsillo”, anotó. 

Sobre esto último, Luis Eduardo Llinás, gerente en Antioquia de la campaña del PH explicó que cada candidato podía gestionar sus recursos. “Todo entra a la cuenta de la campaña, pero se le asigna a quien lo consiguió”, dijo.

Cabe anotar que Flórez ocupó el renglón 11 en la lista, en una decisión cuestionada por los demás partidos que integraron el Pacto, pues el exconcejal había perdido su investidura porque estaba inhabilitado para presentarse al cargo. Durante la campaña, además, fue señalado de ejercer violencia contra su expareja y una de sus compañeras de partido. 

Lee aquí: Contratos a medida, la historia del concejal Álex Flórez y el Tecnológico de Antioquia

Aún así, según la campaña, la posición que ocupaba en la lista fue razón suficiente para que recibiera mayores recursos.

Vanesa Restrepo
Periodista, nacida en Belmira y formada en la Universidad de Antioquia. Anduvo por las salas de redacción de El Mundo, El Tiempo y El Colombiano, antes de dedicarse al mundo freelance y adoptar este armadillo. Ha sido colaboradora de Hacemos Memoria, Centrópolis, Todo es Ciencia, Agencia de Noticias de la Universidad Nacional y Hablemos de Empleadas Domésticas. Pregunta mucho.

Artículos relacionados

spot_img

Últimas Publicaciones