Quintero es la mina de oro de Minuto 30 y Fico ambientó su campaña gastando más en pauta

Revisamos los contratos de pauta de la Alcaldía de Medellín con 20 medios de comunicación desde 2016 hasta septiembre de 2021. Sacamos dos conclusiones: la primera, que la austeridad de Quintero tiene como excepción a Minuto 30. La segunda, que Federico Gutiérrez catapultó su imagen con el aumento del gasto en propaganda oficial durante su último año de gobierno.


Entre el 1 de enero de 2020 y el 20 de septiembre de 2021, la Alcaldía de Medellín firmó con Minuto 30 19 contratos de emisión de pauta y publicidad que suman poco más de $2.047 millones. Eso lo ubica como el medio de comunicación que más recursos había recibido por ese concepto durante la administración de Daniel Quintero.

La cifra casi duplica la pauta de la Alcaldía de Medellín en Caracol Televisión que, con $1.080 millones, ocupaba el segundo lugar. También es casi el doble de los $1.100 millones que contrató Minuto 30 con la administración de Federico Gutiérrez en todo su periodo.

Esa, junto con un aumento millonario en el gasto en publicidad de la alcaldía de Gutiérrez durante su último año de gobierno a varios medios, son los dos hallazgos de la revisión que hizo El Armadillo de los contratos de los dos últimos gobiernos municipales con 20 empresas periodísticas.  

La austeridad no tocó a Minuto 30


En varias ocasiones, el alcalde Quintero e integrantes de su equipo se han referido a un “programa general de austeridad” que, según dicen, explica la reducción en el gasto en publicidad de la Alcaldía de Medellín. En particular, han hablado del caso del periódico El Colombiano al cuestionar las publicaciones frecuentes de ese medio sobre la administración local. Como explicó El Armadillo en septiembre de 2021, esto está relacionado con cambios en la propiedad accionaria del periódico y con la llegada de un nuevo equipo directivo.

Lo ocurrido con El Colombiano es relevante porque ese medio pasó de más de $8.400 millones en contratos de pauta durante la administración Gutiérrez, a poco menos de $320 millones en los 20 primeros meses de Quintero.  

Es cierto que las cifras totales muestran una reducción general en el gasto en publicidad en medios masivos, sin embargo y de acuerdo con la revisión que hizo El Armadillo a partir de una base de datos de elaboración propia y la respuesta a un derecho de petición por parte de la Alcaldía de Medellín, Minuto 30 es la excepción a la austeridad publicitada por la actual administración.

De los 19 contratos que la alcaldía de Quintero firmó con ese medio desde que asumió y hasta finales de septiembre de 2021, nueve tuvieron como objeto la producción y/o emisión de pauta publicitaria en Minuto 30 y sus medios convergentes. Uno más fue para la retransmisión de una rendición de cuentas del alcalde, otro para la producción de una serie web con comunidades y líderes sociales, y ocho para la producción y emisión de la serie Alerta Medellín, que usa videos del sistema de videovigilancia de la ciudad para mostrar operativos exitosos de la Policía.

Minuto 30 fue creado en abril de 2010 por Jorge Iván Pareja Castaño y Mauricio Tobón Franco. Este último, cercano al uribismo y amigo del ahora candidato presidencial Luis Pérez, fue gerente del IDEA entre 2016 y 2018 —en la gobernación de Pérez—, cuando renunció a ese cargo para presentar su aspiración por firmas a la Gobernación de Antioquia. Fue tercero detrás de Aníbal Gaviria y el ahora senador electo Andrés Guerra. Después, en su cuenta de Twitter y en esporádicas apariciones en medios ha defendido a Quintero y sus decisiones en temas como Hidroituango.

En diciembre de 2015, a pocas horas de asumir la Gerencia del IDEA, Tobón dejó la representación legal de Minuto 30. Desde entonces, la ocupa Pareja Castaño, quien además es en la actualidad el único accionista de ese medio.

Para ese momento, ese sitio ya era un fenómeno de tráfico en internet. Había superado en audiencia a muchos medios tradicionales y en 2016 eso se ratificó cuando, de acuerdo con el ranking de Alexa, una herramienta de Amazon para medir los sitios web más visitados, ocupó el primer lugar en la categoría de medios de comunicación en Colombia por encima de El Tiempo. A mediados de 2021 era el tercer medio digital más visitado de Colombia detrás de Pulzo y Las2Orillas. 

En 2018 Pareja le explicó a La Silla Vacía el éxito de su modelo de negocio, que resumió en una idea: “No editorializar, no tomar posición política. No hacer periodismo explicativo ni ideológico. Informamos lo que es la noticia”.  

Pero esa idea parece haber cambiado desde entonces. Si bien el medio sigue privilegiando las noticias judiciales breves y los contenidos que se viralizan con facilidad en redes sociales, en paralelo ha trabajado en dos frentes que lo alejan de esas premisas: por una parte, con la llegada de varios columnistas de opinión que son cercanos o trabajan para la administración de Quintero, como es el caso de Santiago Preciado Gallego, secretario de Inclusión Social, o de Juan Camilo Ortega, creador de la fundación Medellín Imparable que recoge firmas de apoyo a la Alcaldía y de un portal web que le hace promoción.

El segundo frente son los contenidos producidos directamente por Minuto 30. Por ejemplo, el 30 de diciembre de 2021, ese medio publicó una nota titulada “A Daniel hay que defenderlo”, paisas se muestran en contra de la revocatoria en Medellín, con un video de siete minutos que incluyó la opinión de 15 ciudadanos sobre Quintero. De ellos, 12 dijeron estar en contra de la revocatoria.

Otro ejemplo es una publicación del 13 de enero de 2022. El titular fue “En Medellín los poderosos nos están tratando de ver la cara de pendejos”, lo que dice un ciudadano sobre opositores de Quintero. La nota se refiere a un video publicado en Facebook por Carlos Andrés Pérez, un estratega político cercano al alcalde que hace varios meses defiende a la administración en sus redes y en columnas de opinión. Como Quintero y varios de sus funcionarios, ha dirigido sus críticas contra El Colombiano y un sector del empresariado.

En todo caso, Minuto 30 salva responsabilidad sobre sus contenidos con un apartado en los términos y condiciones de su página: “Minuto30.com no garantiza que: (…) la información en este sitio web es completa, veraz, exacta y no engañosa” .

El Armadillo le preguntó a Juan José Aux, secretario de Comunicaciones de la Alcaldía de Medellín, sobre las razones para el aumento en la pauta con ese medio. Aunque reconoció que hubo un incremento en la contratación, en principio dijo que no es cierto que hubiera sido mayor el gasto en 20 meses que en los cuatro años de Gutiérrez y agregó que solicitaría las cuentas exactas para ampliar su respuesta.

Luego dijo que la cifra de los 2.047 millones de pesos es cierta, pero su único comentario adicional fue que “se mantiene la reducción de pauta general en medios y de austeridad”. Ante la pregunta sobre los criterios para elegir los medios para destinar recursos para publicidad, dijo que la prioridad son los digitales y los medios catalogados como alternativos, independientes, comunitarios y ciudadanos. 

También buscamos a Jorge Pareja, propietario de Minuto 30, para preguntarle si ese aumento en la contratación ha impactado la línea editorial y si los contenidos favorables a Quintero son consecuencia de ese flujo de recursos. No respondió aunque lo llamamos y le escribimos durante varios días.

Fico se despidió con ríos de plata en publicidad


En 2018, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) bautizó a Federico Gutiérrez como ‘Fico, el alcalde vanidoso’. Lo hizo en el marco de una investigación sobre publicidad oficial de varias alcaldías del país pues, según esa organización, solo entre 2016 y 2017, la administración del ahora candidato presidencial de la derecha gastó más de $130 mil millones en 67 contratos de pauta.

Sin embargo, la cifra de la FLIP tenía evidentes imprecisiones y ante varios cuestionamientos sobre su metodología, la organización reconoció que incluyó en su análisis la realización de eventos como el Festival Gabo y los Mercados Campesinos. Argumentó que lo hizo teniendo en cuenta que constituían “una acción determinante” en la estrategia de comunicaciones de la Alcaldía.

Lo cierto es que durante los cuatro años de Gutiérrez, varios medios de comunicación recibieron millonarios contratos de pauta y el caso más representativo es el de El Colombiano. De acuerdo con la revisión de El Armadillo, ese medio contrató poco más de $8.420 millones con la Agencia y Central de Medios de Telemedellín por servicios de publicidad entre 2016 y 2019.

Además de las dimensiones de la cifra total —equivalente a la mitad del presupuesto que tuvo en esos cuatro años el Museo Casa de la Memoria—, un dato importante es que solo en 2019, el último año de ese gobierno, la contratación entre la Alcaldía y El Colombiano ascendió a $3.394 millones. Eso es más del 40 por ciento de los recursos contratados durante todo su periodo.

Para despedirse de la ciudad —y de la pauta en ese periódico—, en la edición dominical del 15 de diciembre de 2019 la Alcaldía publicó un aviso de página completa. Era una carta de ‘Fico’ en la que decía que, con “toda certeza” cumplió su promesa de dejar una ciudad “mucho mejor”. Repitió página completa el 19 de diciembre con una invitación a la inauguración del parque Inflexión y, de nuevo, el 27, con una que incluía indicadores de gestión y, otra vez, un mensaje firmado por el alcalde: “Ha sido un honor trabajar para vos”. 

Dos semanas después, el 31 de diciembre, El Colombiano dedicó su editorial a hacer un balance de la administración local que terminaba ese día. Entre varios halagos dejó escapar una crítica: “En los gastos publicitarios y sobreexposición mediática (…) hubo lunares que supo afrontar y corregir”.  

El patrón de incrementar la contratación en su último año, justo antes de empezar a “recorrer el país” y así ambientar su campaña presidencial, se repitió con varios medios y algunos casos demuestran con mayor claridad el acelerador que puso a la pauta al final de su gobierno. Por ejemplo, El Espectador recibió en 2019 más de cuatro veces los recursos de los tres años anteriores sumados. Por su parte, Publicaciones Semana contrató casi $1.700 millones con la alcaldía de Gutiérrez en sus cuatro años y, de ellos, cerca de $1.272 millones se concentraron en los últimos 12 meses de la administración.

El caso de Semana es relevante porque ya en 2020 fue uno de los primeros medios en darle visibilidad nacional a Gutiérrez cuando apenas empezaba a insinuar públicamente su aspiración presidencial. Primero ocurrió en abril de ese año con una entrevista conducida por Vicky Dávila en la que ‘Fico’ tocó acordeón, habló de quienes según él aprovechan las crisis para “echar populismo” y, a la pregunta de Dávila sobre si soñaba con la Presidencia de la República, respondió: “Claro que me gustaría ser presidente de la República, ¿cómo le voy a decir que no?”.

Luego, el 21 de julio de 2020, Gutiérrez debutó como panelista en El Debate, un programa diario de opinión —también moderado por Vicky Dávila—, en el que discutía temas de actualidad con María Andrea Nieto, Juan Carlos Pinzón, Lucho Garzón y el caricaturista Matador. En octubre de ese año, en la despedida de la primera temporada del programa, Gutiérrez agradeció la invitación a participar que, según dijo, le hizo directamente Gabriel Gilinski, propietario de Publicaciones Semana, a quien en principio nombró simplemente como Gabriel. 

Esa relación de cercanía con algunos medios, sus periodistas y hasta con sus propietarios, la expuso también hace unas horas, el miércoles 6 de abril, al presentar su programa de gobierno. ‘Fico’ se tomó unos segundos para hablarles a los que, dijo, son sus “amigos de los medios de comunicación (…) No vamos a perseguir a la prensa. Siempre van a tener todas las garantías”. 

Nota aclaratoria

* Mateo Isaza y Vanesa Restrepo, dos de los cofundadores de El Armadillo, fueron periodistas de El Colombiano hasta septiembre y octubre de 2020, respectivamente.

Juan David Ortiz
Nació en 1990 en un hospital público de Itagüí porque su mamá le temía a la León XIII. Periodista de la Universidad de Antioquia y magíster en Gobierno y Políticas Públicas de Eafit. Pasó por El Colombiano, por Vice y por Caracol Radio. Ahora es profesor de la UdeA y director del periódico De la Urbe. Es otro hijo ilegítimo del Tricentenario. Para contactarlo: juan@elarmadillo.co

Artículos relacionados

spot_img

Últimas Publicaciones